jueves, julio 28, 2016

ÉTICA LAHORMYDOC: NO TE CALLES (6º nota)

   Es más fácil destruir que crear, dañar que ayudar, lastimar que curar. Ser bueno no es sólo crear, ayudar, curar; ser bueno es también, y sobre todo, no permanecer indiferente ante el que destruye, el que daña, el que lastima. Necesita el mundo, que los buenos tengamos una postura militante; haciendo el bien pero también oponiéndonos a quienes hacen el mal.
   Si estás en tu casa y oís a una vecina que grita y a un hombre que le pega, no te calles.
   Si estás en un medio de transporte y ves a una mujer que está siendo víctima de un abuso, no te calles.  
  Si encontrás en Internet videos de mujeres desnudas que fueron filmadas y subidas sin consentimiento de ellas, no te calles.
  Si ves a una mujer o a un niño siendo llevados a la fuerza, no te calles.
 Si sos docente y ves una situación de patoterismo, no te calles.
  Si vez acoso en tu trabajo, no te calles.
  Si fuiste víctima de un ataque sexual (chico o grande), no te calles; no te dejes convencer de que tenés la culpa.
  Si ves el piropo subido de tono y a una mujer siendo intimidada con palabras, no te calles.
 Si un poderoso exige sexo a cambio de trabajo o planes sociales, no te calles.
  No permitas que haya páginas en Internet dedicadas a difundir a mujeres desnudas cazadas por una cámara, o a difundir videos de agresiones sexuales; por favor, no te calles.
Difundí y no dejes de difundir la nota http://www.lahormydoc.com/etica4.htm es ¡tan importante...!
  No permitas que le hagan a una persona algo que vos no le harías, no seas cómplice por miedo o indiferencia.
  No te calles, no te calles, no te calles; porque si te callás se calla el bien, se calla la justicia, se calla la esperanza.

Desde el alma


LUIS ALBERTO BATTAGLIA
24-1-2015

miércoles, abril 06, 2016

ÉTICA LAHORMYDOC: EL BULLYING O PATOTERISMO (5º nota)
  
El bullying o patoterismo, si queremos decirlo en español; consiste en que muchos chicos de un año o grado de una escuela ataquen a uno de modo insistente, perverso y cruel. La indefensión de la víctima está dada por varios factores. Uno, y no el menos importante, es la indiferencia e inoperancia de las autoridades del colegio; quienes igualan situaciones de imposible igualdad diciendo o creyendo o diciendo que creen que el bullying o patoterismo es una “travesura de los chicos”.
   
Así las cosas, por supuesto, y en un contexto mundial en el que filmar desnuda a una mujer sin su consentimiento y subir el video a Internet es también “una travesura” o donde se le pregunta a una mujer víctima de violación cómo estaba vestida, el bullying o patoterismo, para la superficialidad cómplice reinante resulta poco importante aunque pueda acabar con la vida de un niño o adolescente o dejarle una marca psicológica para siempre.
   
Claro “los hombres no lloran” y “deben ser valientes y defenderse solos" y no pedir ayuda a las autoridades (¿defenderse solos contra 4 chicos, 10 chicos, 25 chicos? ¿puede afirmarse esto?). Pero claro, todo está preparado para que las autoridades no piensen y descansen y no deban resolver problemas que no sean de ellas (¿cuáles serán los de ellas?).
   
Duele la inacción de los padres de los atacantes pero también, demasiadas veces, la de los padres de las víctimas. Falta educación, falta consideración para con los demás, falta respeto y, sobre todo, hay una larga y dolorosa carencia de amor. La impunidad como sistema, la violencia como vocación, la maldad como destino, el garantismo como esquema de pensamiento judicial (o sea: el victimario es humano y tiene derechos, la víctima no); son tierra fértil donde crece la muerte, la tristeza, la desgracia, la falta de libertad, la inexistencia de futuro. Atados a la violencia de un lado u otro del espanto, somos apenas personas, apenas un proyecto tímido de vida, apenas una sombra de la esperanza.
   
Concienticemos a nuestros hijos, hablémosle contra el bullying o patoterismo, seamos padres y pongamos límites. Expliquémosle que el respeto es el camino y el amor la forma y la solidaridad la meta. Hoy, hoy todavía ESTAMOS A TIEMPO.
-------------------------------------

Desde el alma

LUIS ALBERTO BATTAGLIA

2-1-2015

domingo, febrero 07, 2016

ÉTICA LAHORMYDOC: MAURO, EL CAZADOR, cuento para pensar (3º Nota)

ÉTICA LAHORMYDOC:
---------------------------------------
MAURO, EL CAZADOR, cuento para pensar (3º Nota)
    Él, en cierto modo, era un cazador. Estudiaba a su víctima, la esperaba pacientemente. Cruel, como todo cazador, preparaba el ataque. Era él y su arma, él y su oscuridad, él y su egoísmo. Tenía sus trofeos pero, en vez de estar colgados de las paredes, estaban colgados de Internet.
    Cientos de trabajos, años de dedicarse a esa tarea furtiva. Esperar, tomar el arma, traicionar. Pocas eran las veces que sus víctimas se sabían cazadas. Por lo regular, no se enteraban de la cacería y eran humilladas sin saberlo.
    Las víctimas de Mauro, el cazador, se acumulaban en páginas de dudoso prestigio. Páginas que debían su supervivencia a algún oscuro y bochornoso acuerdo con algún espacio de poder.
    Y ahí estaban ellas, las víctimas, siendo víctimas de nuevo cuando cada seguidor de Mauro, el cazador, las buscaba avidamente. Nuevas víctimas, en esos videos que voluntariamente nunca hubieran aceptado hacer.
    Sabían íntimamente, o creían saberlo, Mauro y todos sus seguidores; que todas esas mujeres a las que veían desnudas, cambiándose ropa, dándose una ducha, despertando de la noche, yéndose a dormir. Sabían, o creían saberlo, que ellas no les contestarían ni siquiera una mirada, eran inaccesibles, imposibles para ellos, y, sin embargo, todo este ejército de cobardes, pusilánimes, no agraciados por la naturaleza, podían verlas a ellas, hermosas e inaccesibles, desnudas, suyas de alguna forma. Y Mauro, el cazador, seguía siendo elogiado por todo ese grupo de pajeros y perversos, que le dan vida a tantas páginas inapropiadas, dedicadas a burlarse de las mujeres, a darle imagen y presencia a esta época de abusos y ataques, ignominiosa persecución de género: mujeres manoseadas en medios de transporte, raptadas, violadas y traficadas como mercancía, acosadas en sus empleos y, como si todo esto fuera poco, filmadas desnudas y subidas a Internet, con complicidad de buscadores, de inter nautas, de padres, de hijos, de hermanos... todo aceptado para que un grupo de hombres inmundos “se den el gusto”, se den el gusto pagando para poseer sexualmente a mujeres cautivas, se den el gusto saliendo en otras cacerías, subiendo a la fuerza a mujeres a sus autos para someterlas a penetraciones múltiples, golpes y burlas y, algunas veces, aún la muerte. Se den el gusto acosando a trabajadoras a su cargo, para que paguen con su cuerpo la posibilidad de tener un trabajo para poder sobrevivir. Se den el gusto convirtiendo un simple viaje en cualquier medio de transporte en una pesadilla para sus desafortunadas compañeras de viaje, con avance indebido de manos y genitales sobre el cuerpo de las angustiadas presas, dentro de un generalizado silencio cómplice. Se den el gusto mirando a mujeres desnudas a las que ni siquiera conocen personalmente. Así era Mauro, cobarde, perverso, convencido de que ninguna mujer habría de fijarse en él.
    Por eso fue que al encontrarse con Gisela, que todo se lo hacía tan fácil, se le derritió el alma. Ella lo amaba, ¿era eso posible? sí lo era, no pudo desmentirlo. Y Mauro, el cazador, pasó a desistir y aún arrepentirse de su vida anterior. Abandonó los videos, las páginas perversas, y se animó a soñar con la felicidad.
    Un día, mientras volvía a declararle su amor a Gisela, como hacía todos los días; sonó el celular de ella, era su amiga Emilia.
    Vio Mauro que se transformaba la cara de su amada, mientras continuaba la conversación.
    -¿Qué pasa amor? (preguntó).
Pero Gisela estaba colgada, no contestaba, como si se le hubiera desconectado el alma.
    -¿Qué pasa Emilia? (preguntó Mauro)
    -Un hijo de puta la subió desnuda a Internet.
    Gisela ya no habló, estaba traumatizada.
    Y Mauro, el cazador, se propuso actuar. Él podía encontrar al culpable y estaba decidido a matarlo, mezcla del odio a quien dañó a su amada y del que él mismo se tenía a sí mismo por lo que fue en el pasado... a todo eso quería matar, y lo mataría matando al culpable. Estaba decidido. Y Mauro, el cazador, comenzó la cacería.
    Buscó, buscó, buscó, implacable, como lo fue en otro tiempo. Día tras día, buscó al responsable. Hasta que una vez, como suceden estas cosas... lo invadió un recuerdo que fue casi como un escalofrío. Muchos años atrás, una chica en el centro comercial, la había filmado, y desde el recuerdo se precisó la cara, tembló, al descubrir en esa cara y en ese cuerpo a su amada. La última cacería de Mauro, el cazador, había llegado a su fin. Lo encontraron, la madrugada siguiente, despedazado en la vereda; lanzado desde un piso 23.
----------------------------------
LUIS ALBERTO BATTAGLIA
18 DE DICIEMBRE DE 2014.

domingo, diciembre 06, 2015

TITULANDO SOMBRAS

En estas noches oscuras
en que se puebla mi vida
de una sombra que no es sombra,
se va quedando dormida.

Te imagino entre paredes,
me descuelgo en despedida,
soy el dolor si no puedes,
soy desmayo, soy herida.

Tú mi angustia, tú mi llanto,
yo tu ruta indefinida,
yo luz si tu alma me nombra,
tú niebla que está perdida.

Mientras afuera garúa,
mientras el viento es partida
y el silencio se atenúa,
el recuerdo es mi guarida.

Ilusiones, desventuras,
olvidos que duelen tanto...,
tanto y llanto, travesuras,
travesuras del espanto.

LUIS ALBERTO BATTAGLIA
DOMINGO 15-11-15

lunes, noviembre 30, 2015

URGENTE!!! 30-11-2015

Juan Carr

@HambreCero



FOTO Sofía niña de 3 años, desaparecida en Sudamérica. En INSTAGRAM (juancarr1) SUEÑO Alcanzar el Hambre Cero en la Argentina, en América Latina y en el mundo
 América Latina

 Se unió en febrero de 2010

sábado, noviembre 14, 2015

HOY POR EJEMPLO...

Ateridos,
bailamos en las sombras.
Hoy, por ejemplo,
llueve en la plaza central
de esta primavera.
Muchos años han pasado,
muchos sueños han caído,
y muchas esperanzas
se durmieron para siempre.
Estalla en muerte y se condensa en gotas
mi corazón.
Pena.
Angustia.
Rabia.
Impotencia,
Soledad.

LUIS ALBERTO BATTAGLIA
SÁBADO 14-11-2015